La Comuna de Piamonte entregó un aporte a la sucursal del Correo Argentino

Se trata de un split que fue colocado en una de las oficinas del edificio. Además, el Jefe de la institución en la localidad, Facundo Manzanel, comentó acerca del trabajo durante las elecciones.
Cristian, Facundo y Carlos Bongiovanni recibiendo el split.

Ayer, el presidente comunal Carlos Bongiovanni entregó al personal de la sucursal Piamonte del Correo Argentino un split para ambientar una de las oficinas del edificio. De esta manera, mejorará las condiciones laborales, teniendo en cuenta este trabajo esencial.

En ese sentido, el 14 de septiembre fue el Día del Cartero y ocurridas hace apenas unos días las elecciones primarias, el jefe de la sucursal, Facundo Manzanel, comentó la modalidad de trabajo previamente y durante la jornada electoral del domingo 12 de septiembre: “Nosotros venimos hace dos meses preparándonos con pruebas de trasmisión, porque trasmitimos a través de un sistema que tiene el Correo para que los resultados sean más rápidos, si bien después van las urnas con los votos y los telegramas”.

Es así que unos días antes son los encargados de recibir las urnas que se utilizan en cada mesa y las mismas tienen custodia policial hasta el sábado previo que llega más personal que, en este caso, fue la Fuerza Aérea Argentina. “Y cuando llega el personal llevamos las urnas, le ponemos una faja de seguridad, las dejamos dentro de un aula y ellos las custodian”. Luego, el domingo electoral, llega el trabajo fundamental: “Hacemos el repliegue, salimos de acá del Correo y vamos a las escuelas, somos cinco, asignando las urnas a cada presidente de mesa, firmamos, hacemos la apertura y cuando inician los comicios, nosotros nos retiramos. Después a las diez de la mañana, de nuevo, nos damos una vuelta y preguntamos el porcentaje de votantes y eso lo repetimos a las doce más o menos. Y después vamos a las dos y media, tres de la tarde, son tres veces”.

Luego, al cerrar los comicios, son los encargados, luego de realizar el conteo, de retirar urnas, telegramas y boletas sobrantes. Todo ello se lleva a la sucursal del Correo, donde además de enviar los resultados, aguardan hasta que un transporte pase a retirarlos. De esta manera, la jornada laboral finaliza en ese momento que, según, Manzanel “puede ser alrededor de las doce, a veces una o dos de la mañana”, dependiendo el tipo de elección.

Finalmente, el Jefe del Correo local comentó acerca del movimiento diario de la sucursal, donde se envían y reciben numerosos paquetes ─de las plataformas de compra y venta─ como así también correspondencia que, además, se reparte casa por casa.

Dejá un comentario